Beneficios de tomar té.


Que el té en todas sus variedades sea un auténtico regalo de la naturaleza a favor de la salud ya no hay quien lo dude. Sin embargo, ¿sabes cuáles son sus beneficios?
Todos los tipos de té están compuestos por vitaminas, minerales, aminoácidos, principios aromáticos, antioxidantes y metilxantinas: cafeína, teobromina y teofilina, entre otras. 
Té verde
Protege al cerebro del desarrollo de enfermedades cognitivas como el Alzheimer y puede reducir el riesgo de padecer varios tipos de cáncer, además de fortalecer el sistema inmunológico y mejorar la salud cardiaca, evitando la formación de coágulos y disminuyendo el colesterol LDL. Además, ayuda a prevenir problemas digestivos y a perder peso por aumento de la termogénesis. Por otro lado, reduce la placa bacteriana, previene la halitosis y protege al esmalte dental.
Té negro
Por su alto contenido en flavonoides, mejora la capacidad de dilatación y de contracción de los vasos sanguíneos, estimulando así el buen funcionamiento cardíaco y reduciendo el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. También favorece la relajación de los músculos bronquiolares, lo que favorece el ejercicio respiratorio. Además, es un diurético natural eficaz contra la retención de líquidos.
Rooibos
Es rico en antioxidantes que ayudan a reducir la acción de los radicales libres, protegen las células y retrasan el envejecimiento celular prematuro. Por su acción antiinflamatoria y antiespasmódica, resulta útil aliviando problemas digestivos, además de ser un excelente coadyuvante en dietas de adelgazamiento. Por su contenido en magnesio, tiene cualidades relajantes que favorecen el descanso nocturno y ayuda en la prevención del insomnio ¡No contiene cafeína!
  

Irene Espuche Gil. 
Tecnóloga de Alimentos, Nutrición y Seguridad Alimentaria.